vive-la-biblia-hor-color-trans.png

La Libertad Verdadera

«Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad.» (Salmos 91.3-4)

Adolescentes Senderismo en el bosque

El cazador está allí, detrás de un árbol. ¡Quiere capturar a su presa en el momento justo! Sin embargo, pasan las horas y nada sucede. Cansado, coloca una trampa en el suelo, la cubre con hojas secas para disimular el peligro y se va del lugar con el propósito de regresar a la mañana siguiente.

Durante la noche una cría de venado pasa por allí, pisa la trampa con una de sus patas y queda atrapada.

Pero al rato sucede un milagro: uno de los cuidadores del bosque se acerca hasta aquel sitio intrigado por los sonidos que emitía el animal y lo libera de aquella atadura. ¡Cuántos saltos de alegría al recuperar la libertad!

Los problemas, la ansiedad, las relaciones interpersonales, la depresión, las adicciones de todo tipo, los complejos y tantas otras cosas tienen la capacidad de atrapar nuestra vida para no dejarnos ser felices. ¡Pero Jesús quiere ayudarnos a ser libres!

Dios actúa de dos maneras: por un lado nos enseña en la Biblia la manera de conducirnos en la vida y nos previene de los peligros que encontraremos en el camino. Por otro, nos rescata de las trampas en las que hayamos caído y nos brinda su libertad.

Si deseamos ser libres pongamos nuestra confianza en Jesús y permitamos que él dirija nuestros pensamientos, sentimientos, decisiones y acciones. ¡Todo nuestro ser experimentará la verdadera libertad!


Sumérgete: Escribamos en un papel todo aquello que no nos permite ser libres. Hablemos con Dios sobre eso y confiemos que él puede darnos la libertad que tanto deseamos. Pongamos nuestro corazón y voluntad en marcha, y veremos la respuesta a nuestras oraciones.